flickr:2884622863

El aprovechamiento de la información mejora los niveles de bienestar, además permite aumentar la productividad y competitividad de todas las naciones.

El aporte de la información ha crecido gracias a la informática, que ha surgido de la convergencia tecnológica de la computación, la microelectrónica y las telecomunicaciones, para producir información en grandes volúmenes, y transmitirla a grandes distancias así también como para hacer consultas.

El siglo XX ha tubo una nueva revolución tecnológica basada en la informática, ha sido la causante del cambio en la economía, ha dado impulsos de mecanismos de producción, ha cambiado muchas actividades en la política y en la sociedad etc. En estos momentos se vive la era de informática y de la tecnología.

Lo mismo que la Revolución Industrial, que fue en múltiples regiones una palanca impulsora del desarrollo económico y social, se dispone ahora de las grandes ventajas que abre la revolución tecnológica, que ha dado origen a la Sociedad de la Información.

Las aplicaciones de la informática están afectando casi todas las actividades humanas, han modificado las estructuras de producción y comercialización, la generación de nuevas tecnologías , la organización de instituciones públicas y privadas, la prestación de servicios y la difusión de conocimientos.

La revolución tecnológica ha causado varias consecuencias ya sea en el ámbito económico en particular, ha reducido el tiempo requerido para producir bienes de toda índole entre otras.

Las personas que trabajan en el sector financiero, los seguros y en el comercio, aumentan su eficiencia. La informática ha hecho posible un mercado mundial capaz de reaccionar al instante a los eventos que se suscitan en cualquier parte de nuestro planeta y además permite amplias transacciones de productos y servicios.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License